loader image

Claves para elegir calentadores de gas

¿Qué tan seguido debes bañarte según la ciencia?

Algunos de los aspectos que debes considerar para elegir el mejor calentador de gas para tu hogar son:

Capacidad del calentador de gas. Estos calentadores tienen la capacidad de calentar varios litros de agua por minuto. Puedes encontrar algunos con capacidad para 4.5 litros por minuto, o incluso algunos que pueden calentar hasta 18 litros por minuto, lo que te permitirá tener agua caliente en el momento en que lo necesites. La elección del calentador de gas que necesitarás dependerá de los siguientes factores:

El número de integrantes de la familia. Es importante tomar en cuenta este importante dato: cada persona suele emplear, diariamente, una media de 30 litros de agua caliente. De esta forma, te será más sencillo saber la capacidad de litros por minuto que tu calentador de gas debe tener, o bien, la forma de distribución del tiempo para que el calentador sea funcional para todos los miembros del hogar.

Ducha o bañera. Si en tu hogar se acostumbra tomar duchas rápidas o si sueles darte un baño relajante después de la jornada diaria, es importante que tengas en cuenta que las bañeras suelen usar una cantidad mayor de agua, por lo cual el tamaño del calentador dependerá mucho de esto. La diferencia de consumo entre el agua empleada por una ducha y una bañera oscila entre los 20 y los 30 litros.

El lugar de instalación. Los calentadores de gas deben estar ubicados en espacios abiertos, ya que cuentan con una cámara hermética en su interior, en la cual se producen los restos de la combustión de gas y, posteriormente, son arrojados al exterior por un conducto especial para esa labor. Colocar un calentador de gas en un espacio pequeño y cerrado es peligroso, ya que los restos de la combustión pueden ser perjudiciales para tu salud y la de tu familia.

Elegir un calentador de gas es más sencillo si cuentas con la ayuda y asesoría de un experto. En Calentadores Delta contamos con calentadores de gas, los cuales facilitarán tu acceso al agua caliente para realizar las actividades de tu empresa o para el uso en tu hogar. Contáctenos al (55) 58 04 38 68 o al +52 1 55 72 34 67 63.

Los calentadores de gas calientan agua a través de una serie de tubos en su interior. Cuando el agua alcanza una temperatura adecuada, El tiempo de calentamiento dependerá de la capacidad de litros por minuto que tenga el calentador.

La temperatura de las ciudades no siempre es la misma. En algunas hace mucho calor, lo que obliga a sus habitantes a bañarse de 2 a 3 veces al día para eliminar el sudor de sus cuerpos. En otras, en cambio, la temperatura es bastante fría, lo que disminuye el sudor y, con ello, la necesidad de ducharse para eliminarlo. Algunas personas sugieren que la frecuencia del baño debe ser intercalado, es decir, tomar un baño un día sí y el otro no. Un grupo más extendido sostiene que el baño debe ser diario. Y unos cuantos están a favor de la higiene máxima, sugiriendo que se realice más de un baño al día. Pero, ¿qué dicen la ciencia?

Elaine Larson, de la Universidad de Columbia dice que «(…) nos bañamos más por razones estéticas. La gente cree que se ducha por higiene o para estar más limpia, pero bacteriológicamente no es el caso». Estas declaraciones tienen origen en ciertos datos, como:

Larson realizó una investigación, la cual fue publicada en “Anales de Medicina Interna”, en el cual desmitificó que los productos antibacteriales fueran mejores que el jabón normal para disminuir el riesgo de enfermedades infecciosas. Este estudio se extendió por 48 semanas y empleó productos de acceso habitual en los supermercados para la higiene personal y el lavado de la ropa. Larson simplificó la cuestión de esta manera: bañarse elimina los olores corporales si vas al gimnasio y sudas, pero, en cuestiones de protección a la salud, lavarse las manos regularmente es el método adecuado.

Por su parte, David Leffell, autor de «Piel total: la guía definitiva para el cuidado integral de la piel para toda la vida» y jefe de cirugía dermatológica de la Facultad de Medicina de Yale, asegura que el jabón, diseñado para eliminar la suciedad, también retira la humectación natural de la piel. Leffell dijo, en entrevista con Business Insider, que, al momento de salir de la ducha y te secas con una toalla, la humedad de la superficie de la piel se pierde en el proceso de evaporación.

Además, de acuerdo a su investigación, el shampoo remueve el aceite esencial natural del pelo, llamado sebo. Aquí es donde coinciden la mayoría de los expertos en cabello, sugiriendo un lavado del mismo una vez cada dos o tres días, pues, cuando la pérdida de sebo se combina con un lavado riguroso y agua hirviendo, las duchas largas y calientes con jabón pueden convertirse en la receta perfecta para tener la piel seca. Y recalcan que, cuanto más caliente está el agua, peor es el fenómeno de succión de la humedad, debido a que el agua tibia se evapora con mayor rapidez que el agua fría.

Pero, no todo es negativo. Si te gusta tomar una ducha diaria, Leffell ofrece algunas recomendaciones:

  • Procura que el agua que uses no esté demasiado caliente.
  • La ducha no debe durar más de 30 minutos. De hecho, entre menos tiempo pases en contacto con el agua caliente, es mejor.
  • Procura una buena hidratación cuando salgas de la ducha, usando loción con la piel todavía húmeda, ya que esto puede bloquear el escape de humedad de la dermis.
  • Elimina la suciedad más ofensiva del cuerpo en menos de tres minutos centrándote en las axilas y la ingle, que es donde se concentra la mayor cantidad de glándulas sudoríparas, evitando exagerar en las demás partes del cuerpo.

Lo más importante, según Leffell y Larson, es que el baño debe realizarse cuando las personas lo consideren pertinente. Es decir, puedes bañarte diario o un día sí y un día no, lo importante es tomar en cuenta las recomendaciones de los expertos. En Calentadores Delta contamos con calentadores de agua de diferentes tipos, los cuales facilitarán tu acceso al agua caliente. Contáctenos al (55) 58 04 38 68 o al +52 1 55 72 34 67 63.

Después de la jornada diaria, no hay nada más reconfortante que tomar un baño de agua caliente para después irte a dormir. Es por ello que te encargas de que tu boiler de paso, calentador eléctrico o calentador solar esté en óptimas condiciones, para que ese momento tan tuyo sea especial. Pero, ¿alguna vez te has preguntado si el baño diario es lo recomendado por la ciencia?

Quizás por costumbre o por rapidez, para nadie se pone a leer las etiquetas de la ropa antes de lavarla. Algunas tienen la indicación para ser lavadas con agua tibia, pero, por lo general, la mayoría de las personas abren el grifo para llenar la lavadora, ponen detergente y comienzan el lavado de la ropa. El lavado de ropa con agua caliente trae consigo beneficios, como son:

Personas con alergias. Cuando las personas padecen algún tipo de alergia, es importante lavar bien ciertas prendas que pueden alojar ácaros del polvo, como las toallas. Lavar las toallas a 30 o 40 grados centígrados elimina entre un 6,2 y un 6,5% de los ácaros del polvo. En cambio, un lavado a 60 grados centígrados garantiza una eliminación al 100%.

Disolución del detergente. No importa si prefieres usar detergente en polvo o líquido, en el agua templada o caliente se logra una disolución de mayor calidad y más rápida. Esto facilita la penetración del detergente en las prendas, logrando una limpieza más profunda, además de lograr la desaparición de todo tipo de manchas y de suciedad.

Gérmenes y bacterias. Esto cobra importancia por la época que está atravesando el mundo. Muchas veces usas una prenda determinada, por un periodo corto. Al terminar de usarla, se revisa y, si no tiene manchas visibles, la guardas y la vuelves a usar días después, incluso por tres o cuatro ocasiones más. La ropa puede ser portadora de virus, gérmenes y bacterias. De hecho, muchas de las enfermedades respiratorias están relacionadas a las bacterias y virus que se adhieren a la ropa. Por ello, se recomienda lavar la ropa con agua caliente para acabar por completo con esos agentes y gozar de mejor salud. Recuerda que parte de la salud reside en el cuidado y la higiene personal.

Mejora en la textura de las prendas. Debido a la temperatura del agua, es posible lograr una mayor suavidad y mejorar la textura de las prendas. Esto evita que la tela se arrugue demasiado, facilitando con ello el proceso de planchado. Incluso algunas prendas no tendrían que ser planchadas, salvo prendas muy específicas, como las camisas, cuya tela se arrugan con facilidad.

Personas con mascotas. Si tienes mascotas en tu hogar, seguro tienes que lidiar con la caída constante de su pelo, el cual se impregna con facilidad en las prendas que te pones cada día. La mejor manera de lavar esta ropa es utilizando agua caliente, ya que, al hacerlo, no solo se eliminan los pelos que tira tu mascota, si no que desaparece también el olor a perro o gato, que suele ser muy penetrante.

Lavar la ropa con agua caliente es una excelente opción, por lo cual la práctica debería ser extendida. En Calentadores Delta contamos con calentadores solares los cuales facilitarán tu acceso al agua caliente para realizar las actividades de tu hogar. Contáctenos.

Tener agua caliente en casa no solo es útil para tomar una relajante ducha, también para lavar la ropa con agua caliente, esto resulta muy útil para desinfectar, pero si estás buscando qué marca de calentador solar es mejor en Calentadores Delta tenemos el mejor para ti. Ideal para que siempre tengas agua caliente y además de cuidar tu economía y al medio ambiente. A continuación, te presentamos los beneficios que trae lavar la ropa con agua caliente.

¿Qué es un baño de vapor?

Se trata de un recinto saturado de vapor de agua, el cual está diseñado para que varios usuarios convivan dentro de él, ya sea sentados o acostados, aunque también es posible realizarlo en la comodidad de tu hogar. Para que los beneficios del baño de vapor, también conocido como “baño turco”, sean alcanzados, se recomienda tomar un baño de agua fría previo a ponerse en contacto con el vapor de agua, permanezca 10 minutos dentro del baño y luego se retire y se dé otra ducha con agua fría.

¿Es lo mismo “sauna” que “baños de vapor”?

Si bien la sauna y el baño de vapor son bastante similares, ya que ambos consisten en sentarse dentro de un lugar pequeño para juntar vapor y, a determinada temperatura, es posible obtener beneficios para la salud.

Sin embargo, la diferencia reside en un punto fundamental: el calor de la sauna es seco y, generalmente, es obtenido mediante estufas cerradas, mientras que el baño de vapor obtiene su ambiente gracias a un generador vapor, lo que provoca humedad.

Beneficios de los baños de vapor

Entre los beneficios de los baños de vapor es posible encontrar:

Combate a virus y bacterias. Actualmente, es posible encontrar una cantidad importante de antibióticos, antivirales y antirretrovirales en el mercado, los cuales son capaces de combatir bacterias y virus. Sin embargo, antes de la invención de la penicilina, combatir estos agentes era bastante complicado. Por esta razón, los baños de vapor y saunas eran muy recurridos en la lucha contra virus y bacterias, los cuales, gracias a la elevación de la temperatura habitual, ayudaban a combatirlos. Incluso, en algunas partes del mundo, se preparaban baños de vapor para que las mujeres dieran a luz en esos espacios, evitando con ello contraer alguna infección durante el proceso del parto.

Este combate a virus y bacterias mediante la elevación de la temperatura es real, por lo cual puedes gozar de este beneficio al tomar baños de vapor, dejando el uso de medicamento para cuando sea realmente indispensable.

Mejora en el desempeño aeróbico. El baño de vapor no solo es bueno para mejorar la salud mediante el combate de las bacterias y los virus: también ayuda a mejorar el rendimiento deportivo. Las saunas producen múltiples beneficios fisiológicos para el rendimiento deportivo, como:

  • Termorregulación.
  • Aumento del riego sanguíneo y la cantidad de glóbulos rojo.
  • Aumento de la biogénesis mitocondrial.

Mejora de la circulación cardiovascular. Durante el baño de vapor, el corazón acelera sus latidos para llevar sangre hasta la superficie de la piel con la finalidad de enfriarla. Esta velocidad circulatoria ayuda a eliminar con rapidez las toxinas del organismo.

Alivia el dolor y molestias en general. El vapor, además de mejorar la circulación, facilita la emisión de endorfinas, además de calentar las articulaciones rígidas, lo que hace que el cuerpo tenga una reacción menor al dolor.

Ayuda al sueño. En el baño de vapor es posible relajar el cuerpo y eliminar muchos de los dolores provocados por el trabajo, estrés y tensión, los baños de vapor contribuyen a dormir plácidamente.

Estimulante de la piel. El vapor de agua mejora la hidratación y produce una limpieza profunda. Es perfecto para limpiar la piel en su totalidad, por lo cual resulta un excelente aliado en el combate del acné. Además, como activa la circulación, provoca que la piel luzca saludable.

Además de lo anterior dicho, los baños de vapor son de gran ayuda para tener un momento contigo mismo, a relajarte y dejar de lado por un momento la presión y el estrés. En Calentadores Delta contamos con generadores de vapor para que pueda tener un spa con aromaterapia en su propia casa, o en su gimnasio, spa, hotel, etc; nuestros generadores de vapor tienen una garantía de 5 años en todas sus partes. Contáctenos para más información.

El generador de vapor es una máquina en la cual se realiza un proceso donde la energía química se transforma en energía térmica. Generalmente es utilizado en las turbinas de vapor para generar vapor, habitualmente vapor de agua. En tu hogar, esta máquina es de gran utilidad para llevar a cabo una práctica cada vez más popular y común: los baños de vapor.

¿Cómo funciona un calentador de agua eléctrico?

El funcionamiento de un calentador eléctrico es el siguiente:

  1. Primero, convierte la electricidad en calor.
  2. Después, dicha energía es transferida al sistema de suministro de agua del inmueble.
  3. Para finalizar, bombea el agua a través de la red del radiador, calentando de este modo el agua del grifo.

Ventajas del calentador de agua eléctrico

En la actualidad, es posible encontrar más de una opción para la calefacción del agua, tanto para empresas como hogares. Sin embargo, antes de realizar una inversión, debes considerar las ventajas que tiene cada uno y las necesidades que deben ser cubiertas (cantidad de litros requeridos, espacio para la instalación, mantenimiento y demás). A continuación, te presentamos las ventajas del calentador eléctrico de agua.

Instalación. La instalación de este calentador resulta más sencilla: no necesita un área amplia o ventilada, ya que no requiere tuberías ni conexión de gas para su funcionamiento. De este modo, se evitan las posibles fugas de gas y tendrás agua caliente en el momento que la necesites.

Mantenimiento. Al no contar con una instalación del gas y depender directamente de la fuente de energía, no requiere de un mantenimiento constante como los calentadores de gas o solares, lo que supone una ventaja en costos.

Tiempo de espera. Con el uso del calentador de agua eléctrico, es posible disponer de agua caliente en cuestión de segundos, razón por la cual podrás disponer de ella al instante, evitando la espera de varios minutos para hacer uso del agua caliente.

Combinación sustentable. Aunque no lo creas, puedes combinar dos tipos diferentes de calentadores. En el caso del calentador de agua eléctrico puede complementarse perfectamente con el calentador solar, lo cual te dará una mayor cantidad de agua caliente sin los contaminantes que produce el gas.

Variedad de modelos. Es posible encontrar calentadores eléctricos desde los 15 litros hasta 200 litros; esto facilita la administración del agua caliente, eliminando las posibilidades de escasez o faltantes a la mitad de determinada actividad, como esa incómoda experiencia de quedarse sin agua caliente a mitad de un baño o de las actividades de tu empresa.

En Calentadores Delta contamos con calentadores de agua eléctricos, los cuales facilitarán tu acceso al agua caliente para realizar las actividades de tu empresa o para el uso en tu hogar.

Contáctenos al (55) 58 04 38 68 o al +52 1 55 72 34 67 63.

Ventajas del calentador de agua eléctrico

El calentador de agua eléctrico es uno de los medios de calefacción de agua para la industria y el hogar. Este tipo de calentador se emplea como caldera para dar una buena temperatura al agua, la cual distribuirá posteriormente para su uso: baños, lavaderos, etcétera. Pero, ¿cómo funciona y por qué elegir un calentador de agua eléctrico?

Derechos Reservados 2022 l calentadoresdelta.com

X
Nuestra tienda
Bienvenido a Calentadores DELTA
0
    0
    Tu Carrito
    Tu carro está vacioRegresar a Comprar
    ¿Cómo te puedo ayudar?