loader image

Calentadores DELTA

Aromaterapia en la ducha: cómo usar los aceites esenciales

Orange Spa setting and health care items on dark wooden background. Space for text

La aromaterapia ha sido empleada por milenios como “curación a través de los olores”. Varias culturas antiguas, como los griegos, chinos, egipcios y romanos disfrutaron los beneficios terapéuticos de las plantas. Pese a ser una práctica antigua, la aromaterapia tal como la conocemos hoy en día surgió en 1928, a través del trabajo de investigación del químico francés Renè Maurice Gattefossè, quien creía que las tradiciones milenarias, o “tecnología olvidada”, podían ser parte importante de la ciencia, el progreso y la modernidad. Por ello en este post te mostraremos más acerca sobre cómo usar aceites esenciales.

Cómo preparar un baño y cómo usar aceites esenciales 

Para realizar una sesión de aromaterapia en la ducha, es necesario:

  • Estar completamente relajado. Puedes hacer uso de técnicas de relajación de taichi o yoga, o bien, haciendo ejercicios de respiración. Tu mente debe estar exclusivamente centrada en este momento de relajación que vas a regalarte.
  • Propicia un ambiente relajante. Si tienes la opción de regular la luz del cuarto de baño en tu bañera por ducha, haz uso de ella para que la iluminación sea tenue. En caso de no poder regular la luz, usa velas aromáticas. Si lo deseas, puedes poner música de ambiente para lograr una mayor relajación.
  • Antes de entrar a la ducha, cepilla tu piel haciendo uso de una esponja vegetal o un cepillo de cerdas naturales. Esto eliminará la piel muerta y permitirá que el aceite esencial penetre tu piel.
  • Toma una toalla pequeña y pon en ella entre 3 y 5 gotas del aceite esencial de tu elección.
  • Al estar bajo la ducha, coloca esa toalla sobre tu pecho: el vapor del agua liberará el vapor del aceite esencial. Cierra los ojos y permanece así por unos minutos.
  • Al terminar de ducharte, usa esa misma toalla para secarte, poniendo atención en las piernas y brazos: todos los movimientos deben realizarse en dirección al corazón, con la finalidad de estimular los sistemas inmunológico y circulatorio.

¿Cómo elegir un aceite esencial?

La elección de un aceite esencial depende de tus gustos personales y las propiedades curativas que estés buscando. Algunos de los aceites más utilizados en la aromaterapia son:

  • Aceite de azahar.

Es uno de los aceites esenciales que se extraen del naranjo. Posee propiedades calmantes, favorece el sueño reparador y es de ayuda para personas que padecen insomnio; funciona como reconstituyente natural de energía y vitalidad, además de actuar favorablemente en personas con conmoción psicológica o angustia, lo cual es útil en el tratamiento de la depresión.

  • Aceite de lavanda.

Este aceite posee propiedades sedantes y, con su aroma floral y fresco, logra calmar al sistema nervioso y regular la presión arterial alta. También favorece el estado de somnolencia, por lo cual es recomendable para personas que padecen insomnio o algún problema para conciliar el sueño. De igual manera, el aceite de lavanda ayuda a mejorar la salud de la piel, siendo un aliando en el tratamiento de enfermedades como: eczemas, acné y psoriasis. Además, alivia los dolores provocados por estrés y tensión.

  • Aceite de rosas.

Este aceite es muy útil en el tratamiento de la depresión y ansiedad, además de favorecer la digestión. Asimismo, ayudar en el tratamiento de las condiciones circulatorias, así como de enfermedades respiratorias, como el asma.

  • Aceite de romero.

El aceite esencial de romero ayuda a aliviar los dolores musculares y es un aliado del control de la presión arterial baja. Al mismo tiempo, es de utilidad para personas con problemas de concentración, pues este aceite mejora el flujo de circulación de sangre al cerebro.

  • Aceite de sándalo.

Además de contar con un aroma agradable para la mayoría de las personas, el aceite esencial de sándalo tiene un efecto positivo en la salud mental de las personas: favorece la relajación, la tranquilidad y la calma y, a su vez, aumenta la concentración y la memoria. A diferencia del aceite de lavanda, el aceite de sándalo no produce somnolencia.

Es importante resaltar como parte importante de esta guía sobre cómo usar aceites esenciales, es indispensable que en periodos de embarazo y lactancia y en niños menores de 2 años, no está recomendado el uso de aceites esenciales. En Calentadores Delta contamos con generadores de vapor, los cuales son una excelente opción para sesiones de aromaterapia. Contáctenos al (55) 58 04 38 68 o al +52 1 55 72 34 67 63.

Previous Post

Los 5 consejos para un buen uso y mantenimiento de tu calentador de paso

Next Post

Baño al vapor contra enfermedades del corazón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

X
Nuestra tienda
Bienvenido a Calentadores DELTA
0
    0
    Tu Carrito
    Tu carro está vacioRegresar a Comprar
    ¿Cómo te puedo ayudar?